La vitamina E mejora a los diabéticos tipo 1

El exceso de azúcar en sangre favorece que los enfermos de diabetes estén más predispuestos a sufrir la oxidación del colesterol malo (LDL) en las arterias, lo que, a su vez, implica mayor riesgo cardiovascular. Sin embargo, un trabajo publicado en el American Journal of Clinical Nutrition concluye que los diabéticos de tipo 1 podrían evitar este problema con vitamina E.

Los autores administraron 168 miligramos de este nutriente a 22 pacientes tres veces al día durante un año (la cantidad diaria recomendada es 10 miligramos, pero el margen usado es seguro). Paralelamente dieron a otro grupo idéntico un placebo durante seis meses y el antioxidante durante otros seis. Tan solo tres meses después de empezar el trabajo, los análisis de sangre ya revelaron que el LDL de los que estaban tomando vitamina E era menos susceptible de oxidación que el de los que no lo hacían.

«Nuestros datos sugieren que mantener una determinada concentración de vitamina E en sangre es más eficaz que las curas de urgencia o las inyecciones intravenosas», explican los científicos.

La vitamina E es más útil para la diabetes tipo 1 que para la 2, porque ésta última afecta a los adultos y es fácil de corregir con una dieta adecuada y ejercicio físico. Sin embargo, la de tipo 1 se manifiesta desde la infancia y requiere un tratamiento con insulina de por vida. De esta manera, cualquier medida que ayude a reducir los problemas colaterales es muy útil para este tipo de enfermos.

El Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *